Consejos para mantener una buena postura en la oficina

El objetivo de usar un reposapiés en la oficina es que este pequeño mueble te ayude a mantener las piernas y los pies sobre una plataforma elevada del suelo unos centímetros.

De esta forma ayudarás a descansar las piernas, la espalda y el cuello de las malas posiciones que se adoptan cuando una persona se mantiene sentada durante bastante tiempo.

Al utilizar una silla normal para estar sentadoa, la persona que, durante una jornada de trabajo en la oficina, debe mantener esa posición; debe también tomar descansos con cierta regularidad, con el fin de evitar el agotamiento.

Estos pequeños descansos se llaman pausas activas.

reposapies para manterne la postura

Las pausas ayudan a relajar los músculos y las articulaciones, al liberar la tensión a la que están sometidos durante el mantenimiento de una postura durante un tiempo considerable.

Pero, cuando se retoman las actividades sedentarias de oficina, el cuerpo debe volver a experimentar cierta dificultad para la circulación en las piernas.

Para evitar estas molestias, es conveniente que el trabajador que debe pasar más del 80 o 90% del tiempo sentado, tenga en su poder, una silla ergonómica que le ayude a cuidar su postura, con el fin de evitar dolores, molestias musculares y problemas de espalda a largo plazo; como posiciones curvadas de la espina dorsal, contracturas y compresión sobre las vértebras cervicales y lumbares; que terminan por causar traumatismos y escoliosis.

Aquí puedes obtener más información sobre como prevenir enfermedades laborales.

RECOMENDACIONES PARA MANTENER LA BUENA POSTURA EN LA OFICINA.

Es recomendable que:

  • Conserves la espalda pegada al espaldar de la silla. Una buena silla que cuente con un soporte lumbar es ideal para evitar problemas de espalda.
  • Mantén los pies pegados firmemente ya sea al suelo, o al reposapiés cuando estés sentado(a).
  • Siempre tengas las rodillas a la altura de las caderas. Es decir que, debes preserves una postura de 90º conforme a la silla.
  • Coloques los codos en ángulo recto y siempre lo más juntos al tronco.

No debes:

  • Utilizar sillas con espaldar reclinable mientras tengas que trabajar en el ordenador.
  • Mantén la pantalla de tu ordenador lo más recta posible, y apoyada sobre el escritorio, que debe ser un poco más alto que la altura de la silla.
  • Utiliza un escritorio espacioso, donde puedas consultar tus documentos sobre la mesa, y no sobre las piernas.

Es cierto que la gran mayoría de estos consejos los escuchamos con mucha regularidad y por eso, a veces, los más sencillos son los que más obviamos.